Versos atravesados

Tengo nuestros versos

atravesados

desde que te fuiste

Los tengo

por todos lados

en los dedos

de las manos

por ejemplo

y me molestan

cuando quiero

atarme los cordones

También los hay

en el estómago

A veces me cuesta

hacer la digestión

Tomo soda

para eructarlos

Letras perdidas

salen nomás

En la piel los siento

como tatuajes

Y no quisiera

que me los lean

entonces

salgo corriendo

si la gente

mira demasiado

Algunos ya entraron

al torrente sanguíneo

Tengo miedo

de una septicemia

o del momento

en años o segundos

en que el infalible

sistema circulatorio

me deje un verso

trabado en el corazón

Anuncios

7 comentarios sobre “Versos atravesados

  1. Ahorita me chuté dos poemas tuyos, este y el canto de los albañiles, veo que los dos carecen de puntuaciones,nomás acentuaciones. Supongo que es tu estilo, uno similar a varios escritores, por ejemplo, se me ocurren algunos en prosa como Cormac MacCarthy y José Saramago… Y en verso……………………………… ¡Ah! Según yo César Vallejo le entraba a romper esquemas ortográficos; ha de haber un montón de poetas que lo hacen, principalmente los que le entraron a la onda vanguardista.

    Me falta leer, y mucho. Muchísimo.

    PERO…

    ¿Qué pasa con tu caso? A mi parecer cuando te leo es como ver un torrente de versos (ideas) que bien se pueden definir como un soplo (melancólico) o marea (colérico), de los cuales no necesitas, ni quieren, maniatarse entre comas y puntos, sino fluir libres.

    Yo antes quise hacer eso, todavía de repente me dejo imbuir por el genio de la inspiración y experimento; no obstante, he perdido esa cualidad de atrevimiento, o, si es que se puede calificar así, de sofisticación. Antes se me hacía muy cool improvisar totalmente y de este modo rompía muchas reglas gramaticales, pero asumo que ya esa etapa se agotó. Luego volverá.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Diego. Muchas gracias por tu observación. Creo que al usar las mayúsculas (que marcan los comienzos de las ideas) no hace falta poner el punto final. Además, al no haber punto, el lector tiene más libertad para agrupar los versos según le parezca, porque las mayúsculas no se respetan tanto. Es una forma de marcar dónde comienzan y terminan las ideas para mí, pero a la vez permitir que quien lee segmente el texto a su gusto.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s