de una ruta que alguien me contó cuando era chica

Me contaron que la ciudad queda bastante lejos, no tanto por los kilómetros que la separan de este pueblo sino por el recorrido hasta ella. La ruta es muy angosta; pasa por entre los árboles pidiendo permiso. Casi no tiene tramos rectos, formada por curvas, contracurvas, descensos, puentes, vados; corta lo verde del paisaje con su gris colorido.

Nunca anduve ese camino por temor a que se quiebre su imagen en mi mente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s